¿Quién era el marqués de Perú?

Nueva España

José de Armendáriz y Perurena, I Marqués de Castelfuerte (a veces marqués de Castel-Fuerte) (? en Ribaforada, Navarra – 1740 en probablemente en Madrid) fue un militar y administrador colonial español. Del 14 de mayo de 1724 al 4 de febrero de 1736 fue virrey del Perú.

En 1723 Felipe le nombró virrey del Perú, cargo del que tomó posesión en mayo del año siguiente. Su mandato se distinguió por una campaña contra el fraude y la corrupción en el gobierno, y la reforma de la hacienda real y la recaudación de impuestos. Tomó medidas para reforzar la mita, el trabajo forzado de los indígenas en las minas de plata, y así estimular la producción del metal. Envió a la cárcel al Conde de San Juan de Lurigancho, director de la ceca, así como al ensayador, por producir monedas falsas. Para luchar contra el contrabando (especialmente de plata), reorganizó la marina y fortificó las costas.

Restableció el sistema por el que los nobles incaicos que pudieran demostrar su ascendencia eran reconocidos como hijosdalgos de Castilla. Esto provocó un frenesí de la nobleza indígena por legitimar su estatus.

Perú confederación boliviana

HENNEPIN, Illinois — El director general de Marquis Incorporated, Mark Marquis, anunció un plan para que el Parque Industrial Marquis sea el primer parque industrial neutro en carbono del mundo con inyección de carbono in situ. La semana pasada, Marquis comenzó a perforar su primer pozo de prueba de 1.500 metros para determinar la capacidad total disponible para el secuestro de carbono en la arenisca del Monte Simón en su emplazamiento. La familia Marquis empezará a desarrollar inmediatamente la primera de las dos instalaciones de hidrógeno azul y amoníaco azul de 600 toneladas al día, así como la fabricación de productos químicos y plásticos de base biológica neutros en carbono.

El Parque Industrial Marquis de Hennepin, Illinois, es un emplazamiento industrial de 2.500 acres con múltiples líneas de gas natural, acceso a la red de transmisión eléctrica, carga de barcazas fluviales durante todo el año, autopista interestatal y ferrocarril de clase 1. Además del proyecto de hidrógeno azul y amoníaco azul, el plan incluye una instalación de trituración de soja de última generación para producir materias primas de base biológica para la producción de diésel renovable y combustibles de aviación sostenibles.

La realeza peruana

Pedro Álvarez de Toledo y Leiva, I Marqués de Mancera[1] (c. 1585-1654), fue un noble, general, administrador colonial y diplomático español. Fue capitán general de Galicia y virrey del Perú desde el 18 de diciembre de 1639 hasta el 20 de septiembre de 1648.

Pedro de Toledo era hijo de Don Luis de Toledo, 4º Señor de Mancera, y de su segunda esposa Isabel de Leiva. Sirvió con los ejércitos españoles en Italia, alcanzando el grado de teniente general en las galeras reales de Sicilia.

Pedro de Toledo fue nombrado decimoquinto virrey del Perú en 1639, a la edad de 54 años, y viajó al virreinato del Perú con su hijo Antonio Sebastián de Toledo, que más tarde sería virrey de Nueva España (1664-73) y segundo marqués de Mancera.

Como virrey, Pedro de Toledo introdujo el papel sellado[2] y amplió las fuerzas navales y fortificó los puertos de Valdivia, Valparaíso, Arica y Callao. En el Callao ordenó la construcción de una muralla defensiva de 4 kilómetros de largo, que se terminó en 1647. La isla Mancera, situada en la desembocadura del río Valdivia, lleva su nombre.

Virreinato del Perú

Llegó a Lima el 29 de junio de 1556, encontrando una colonia que aún se recuperaba de las rebeliones de Sebastián del Castillo, Godínez y Girón. La Audiencia llevaba casi cuatro años gobernando, con su presidente, Melchor Bravo de Saravia, como virrey interino. Los jueces de la Audiencia tenían disputas entre ellos y se mostraban arrogantes con el nuevo virrey. Hurtado solicitó inmediatamente al rey la destitución del más ofensivo. En el resto de la colonia, los insurgentes indultados estaban intranquilos, y los realistas leales se agitaban para obtener mayores recompensas. Todavía quedaban algunos focos de resistencia incaica. Ante estas turbulencias, Hurtado adoptó medidas despóticas, ejecutando a muchos de los antiguos rebeldes y desterrando a muchos de los partidarios del gobierno descontentos.

Fundó el Colegio de San Juan de la Penitencia en Lima para niñas mestizas pobres, y otro colegio en Trujillo. También dotó a la recién fundada Universidad de Lima. Fundó el Hospital de San Andrés, también en Lima, e hizo trasladar allí las momias de los incas Viracocha, Yupanqui y Huayna Capac. En 1558 fundó la ciudad de Cuenca, cerca de la antigua residencia real inca de Tomebampa (Ecuador). En Chile fundó las ciudades de Mendoza y Osorno (1559), y la Audiencia de Chuquisaca.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad