¿Qué vino se usa para la carne?

¿Qué vino se usa para la carne?

Vino blanco con carne

Todos sabemos que un vino bien elegido puede convertir una buena comida en algo increíble. Sin embargo, acertar con esa combinación puede ser un campo de minas. Por eso, para ahorrarle un poco de tiempo la próxima vez que piense en qué vino acompañar su asado del domingo, su filete o su guiso, le ofrecemos un práctico desglose sobre cómo maridar la carne con el vino como un experto.

Tanto si se trata de un asado dominical bañado en salsa, como de un clásico filete con patatas fritas o un magnífico bourguignon de ternera, la carne de vacuno es una de las favoritas desde hace mucho tiempo en Gran Bretaña. Además, es perfecta para acompañarla con una copa de vino tinto.

El Malbec es un maridaje muy conocido para el bistec, especialmente para los cortes más magros. La audacia del vino es más que capaz de hacer frente a las texturas de la carne al tiempo que ayuda a resaltar sus deliciosos sabores. Pruebe una botella atrevida de Argentina, donde la carne de vacuno es un componente clave de la cocina tradicional del país. El corte de la carne también puede requerir un tinto más atrevido o más ligero. Los cortes más grasos, como el costillar, pueden beneficiarse de un vino más robusto y atrevido, con más taninos.

¿Qué vino es bueno para la carne?

El vino tinto es lo que debe elegir para acompañar un bistec. Es fácil de recordar: a la carne roja le corresponde el vino tinto. La carne de vacuno suele acompañarse de un tinto, mientras que una carne «blanca», como el pollo o el pescado, se sirve mejor con un blanco.

¿El vino tinto descompone la carne?

Varios estudios han demostrado que sí, que el vino tinto puede ayudar a digerir la carne. El vino tinto tiene una acidez relativamente alta, que ayuda al estómago a descomponer las proteínas. El vino tinto también ayuda al estómago a eliminar las sustancias potencialmente dañinas que se encuentran en las carnes rojas.

¿Se puede utilizar cualquier vino para cocinar?

Aunque casi cualquier vino puede utilizarse para cocinar, no todo el «vino para cocinar» es para beber. En definitiva, cocinar con vino sirve para realzar el sabor de los alimentos y añadir un grado de placer aún mayor.

Qué vino va con la codorniz

Por muy mágico que sea el vino tinto para beber, puede hacer maravillas en salsas, guisos y postres. Y una vez que el clima se enfría, es la temporada para cocinar con él cada vez que podemos. No faltan botellas que puedan servir para una receta, pero hay algunos estilos específicos a los que atenerse cuando se busca el mejor vino tinto para cocinar: Merlot, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir y Chianti. Siga leyendo para saber por qué funcionan y obtener nuestras recomendaciones de botellas (y recetas).

El vino no sólo aporta mucho sabor y riqueza a la salsa de tomate, a los platos de pasta y a las salsas de sartén, sino que su acidez es realmente fantástica para ablandar la carne. Al igual que otros ingredientes ácidos, como el zumo de limón, el vinagre y el yogur, el vino rompe los tejidos conectivos de la carne (es decir, el colágeno y el músculo) y ayuda a retener sus jugos.

Aunque tanto el vino tinto como el blanco ablandan y humedecen, sus perfiles de sabor se adaptan generalmente a alimentos diferentes. Por lo tanto, el hecho de que el vino tinto y el vino blanco tengan efectos similares sobre los alimentos no significa que deba utilizar cualquier vino. Así que no, no se puede sustituir el vino tinto en las recetas que piden blanco: los vinos blancos ofrecen brillo, acidez y una ligera suavidad, mientras que los vinos tintos se utilizan para platos atrevidos y contundentes que pueden soportar sus sabores amargos e intensos. Como el vino tinto es más tánico que el blanco, se vuelve amargo más rápidamente cuando se cocina. Por eso el vino blanco es popular en las recetas de marisco y pollo, mientras que el tinto es clave en los asados y guisos de carne. El vino tinto también se puede utilizar en adobos y glaseados. Así pues, los vinos tintos secos con taninos moderados son los más seguros para incluir en las recetas. Si elige un vino demasiado amargo y tánico, su comida podría resultar más o menos incomible.

¿Qué vino blanco es bueno para cocinar el pollo?

Tenga un vino de cabecera. Tanto el sauvignon blanc como el chardonnay son una buena opción a la hora de elegir un vino para cocinar. El sauvignon blanc es más crujiente, mientras que el chardonnay tiene más cuerpo, pero al utilizarlos como ingredientes, sus sutilezas no son tan pronunciadas.

¿El Pinot Noir es rojo o blanco?

Mientras que la Chardonnay es la variedad de uva blanca más cultivada en el mundo, la Pinot Noir es la uva tinta con más garra. Entre los aficionados y bebedores de Pinot existe una especie de fascinación por explorar botellas impresionantes, ya que su cultivo es de gran intensidad y complejidad.

¿Es el Cabernet Sauvignon un vino tinto?

La Cabernet Sauvignon, una de las variedades de uva tinta más populares del mundo, es una opción seca, versátil y fiable, tanto si sale a cenar con amigos como si simplemente se relaja en casa. (No es de extrañar que lo hayamos elegido junto con el Zinfandel como parte de nuestra mezcla de vinos tintos de Usual Wines).

Qué vino va con el pescado

Hay algunos maridajes icónicos que están grabados a fuego en nuestra conciencia colectiva. Mantequilla de cacahuete y mermelada. Salado y dulce. Vaqueros y camisetas. Botas de vaquero y sombreros de diez galones.

Un buen vino puede aportar una acidez y un dulzor deliciosos que combinan perfectamente con la mantequilla salada, grasienta y umami de un filete. Tome un gran trago y deléitese con la sensación de sabor que produce el maridaje de un vino con un bistec.

Tanto si está celebrando una ocasión especial, como un aniversario o un ascenso en un asador, y comiendo un filete de ternera Wagyu envejecido en seco, como si simplemente está viviendo su mejor momento y cocinando un filete de buey un martes por la noche, darse un capricho es mucho mejor cuando sabe que tiene el vino perfecto para maridar con su tierno filete.

¿No es un aficionado al vino? ¿No está seguro de cómo identificar los diferentes tipos de filete, o de cómo elegir entre las parejas perfectas? No se preocupe. Los maridajes no son sólo cosa de artesanos y sumilleres presumidos: con un poco de conocimientos básicos e información sobre el bistec y el vino, puede crear una experiencia de sabor realmente inolvidable, incluso en la comodidad de la cocina de su casa. Siga leyendo y descubra cómo.

¿Qué carne combina con el Cabernet Sauvignon?

El Cabernet Sauvignon es el mejor maridaje con casi todas las carnes rojas, incluidas las costillas, el New York strip y el filet mignon. Pruebe también el cordero o el atún con costra de pimienta. El vino se disfruta mejor con la comida y es estupendo en salsas o reducciones.

¿Qué hace el vino tinto por la carne?

El vino tinto tiene un mayor contenido en taninos que el blanco. Los taninos añaden amargor y astringencia, así como complejidad al vino. Las moléculas de tanino ablandan las moléculas de grasa que suelen encontrarse en la carne roja. Durante este proceso, los taninos actúan para liberar el sabor, resaltando los sabores reales de la comida.

¿Qué le hace el vino tinto al bistec?

Las moléculas del vino tinto llamadas taninos ablandan las grasas de la carne, ayudando a liberar el sabor de la carne. La grasa, a su vez, suaviza las cualidades astringentes del vino, ayudando a suavizar la bebida y a producir un sabor más jugoso y frutal.

Qué vino con la carne

Plato popular durante el invierno, la carne a la Borgoña es un concentrado de confort cuando el frío llama a su puerta. También es un ejemplo perfecto de plato para compartir, ¡una buena razón para descorchar una botella con sus invitados! Receta tradicional, este guiso de ternera cocido a fuego lento en vino requiere algunas reglas en cuanto al vino que se debe utilizar para cocinar y el que se debe servir en la mesa para degustarlo.

Tradicional de las comidas dominicales, el buey a la borgoñona tiene su origen en la Borgoña de la Edad Media, región famosa por sus viñedos y su ganadería. También conocido como «estofado de ternera», este plato es una especie de guiso elaborado con carne de vacuno y vino. Con el tiempo se decidió llamarlo «boeuf bourguignon» para destacar la riqueza de su región de origen a nivel internacional..

Borgoña es una región evidentemente conocida por su viñedo y la gran calidad de sus vinos tintos.. La comida de esta región es tradicionalmente rústica con platos generosos y sabrosos. Hoy en día, el boeuf bourguignon se sirve tanto en las brasseries como en las mesas familiares de los domingos.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad