¿Qué significa el vino en lo espiritual?

¿Qué significa el vino en lo espiritual?

Significado bíblico del vino en sueños

Mira el contexto en el que estas palabras aparecen juntas, así como individualmente. Una concordancia o una búsqueda de palabras en un software bíblico es una buena herramienta para ello. La búsqueda de palabras puede indicarle todos los lugares en los que aparecen juntas, mientras que la concordancia puede indicarle cuántas veces se utiliza una determinada palabra hebrea o griega específicamente para la palabra que está investigando.

En el caso del maíz, el vino y el aceite, encontrará que juntos representan el Evangelio. Por separado, el maíz se asocia a Jesús o al pan; el vino se representa con la sangre de Cristo en algunos contextos, y con la ira de Dios en otros; y el aceite suele señalar al Espíritu Santo.

Cuando estudias la Biblia cualquier conclusión que saques debe 1) relacionarse con el Evangelio de la Salvación, 2) tener la validación de la Biblia, y 3) ser consistente o estar de acuerdo con todo lo demás que la Biblia enseña respecto a la naturaleza de la salvación.

Significado bíblico del vino blanco en sueños

El vino en la literatura suele connotar felicidad y amistad. También es un símbolo de transformación, ya que la uva se transforma cuando se fermenta. Debido a su importancia en Oriente Próximo, el vino también puede simbolizar el sustento y la vida. El vino también puede ser un símbolo de la pérdida de autocontrol, ya que los individuos pueden emborracharse al beber demasiado vino. Sin embargo, si un personaje bebe vino en la literatura y no se emborracha, el vino puede ser un símbolo de autocontrol si está vinculado a ese personaje. El vino blanco puede connotar pureza.

En las Bodas de Caná, Jesús transformó el agua en vino para los invitados a la boda. Debido a su conexión con Jesús, el vino puede connotar pureza y vincular a un personaje que bebe vino con una figura santa. El significado más importante del vino en la literatura es su conexión con Jesús, Dios Hijo.

¿Representa el vino al espíritu santo?

DESCRIPCIÓN: «Beber (del) vino, vino, vino, Debería estar ahí desde hace mil años, bebiendo vino». En su forma completa, aparentemente un espiritual sobre la Eucaristía. Una versión carcelaria termina con «Si mi (hermano/hermana/etc.) viene a buscarme, Dile que me he ido a Galilea»

ADICIONAL: Howard W. Odum, Religious Folk-Songs of the Southern Negroes, (reimpresión del American Journal of Religious Psychology and Education, julio de 1909, Vol.3 pp. 265-365 «Digitized by Internet Archive»)), p. 91, «(If my mother ask you for me, tell her I gone to Gallerleed») (1 texto)

NOTAS [148 palabras]: Los editores de Brown, al tener sólo el estribillo (y eso sin la referencia al «vino santo» que se encuentra en la versión de Lunsford) clasificaron esto como una canción para beber. La versión de Lunsford la convierte en una especie de espiritual. Pero es el mismo estribillo, de la misma zona; la misma canción en mi libro.

Los versos finales de la versión de la cárcel de Jackson, sobre el cantante que va a Galilea, son probablemente una alusión a Mateo 28:7, «Él [Jesús] ha resucitado de entre los muertos, y de hecho va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis.» – RBW

El simbolismo del vino

A lo largo de la historia, la relación entre el vino y la religión ha sido variada. Aunque algunas religiones, como el Islam y el Budismo, prohíben expresamente su uso, hay una serie de creencias en las que el vino desempeña un papel importante.

El uso registrado del vino en las ceremonias religiosas se remonta al menos a 6.000 años atrás, cuando era utilizado en Egipto por los faraones y otras personas importantes. El uso del vino también se asociaba al culto de ciertos dioses en las civilizaciones antiguas. Entre ellos, Renenutet, la diosa egipcia de la cosecha, que también era, por defecto, responsable del crecimiento de las uvas y del vino. Los viticultores egipcios colocaban santuarios dedicados a ella junto a los lagares para poder presentar más fácilmente su vino como ofrenda. La diosa egipcia Hathor también estaba asociada a la bebida del vino. Los devotos de Hathor realizaban rituales que incluían el canto, la música y el consumo de vino, especialmente durante el «Día de la Intoxicación», que se celebraba cada mes.

El dios griego Dionisio, considerado un dios del vino y del teatro, era celebrado en ceremonias religiosas como la Oscoforia, o el festival de la elaboración del vino. Durante esta fiesta, los jóvenes llevaban ramas de vid y se vestían con ropas de mujer para ir desde el santuario de Dionisio hasta el templo de Atenea Skiras. En Roma, donde la producción de vino y las fiestas religiosas también iban a menudo de la mano, Dionisio era conocido como el dios llamado Baco. En el culto a Baco, los romanos participaban en celebraciones en las que era normal beber vino hasta la embriaguez.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad